CAMAC  ha vuelto a demostrar su capacidad de adaptarse a las necesidades de los clientes y encontrar buenas soluciones para aplicaciones especiales. En colaboración con la empresa URSSA S. Coop., especialista en construcciones metálicas y gestión integral de proyectos, CAMAC  ha desarrollado unas bases especiales para un proyecto que URSSA está desarrollando en París. El proyecto, situado en una gran biblioteca universitaria,  requiere la instalación de centenares de pilares metálicos a lo largo de la fachada. Para realizar estos trabajos se ha desarrollado una base para el polipasto PF-200 con ruedas, de modo que el equipo se pueda desplazar por la fachada con facilidad. La plataforma dispone de unas extensiones estabilizadoras y unos soportes para contrapesos, consiguiendo de esta forma que no requiera ningún tipo de fijación. Evitar la fijación de la base era un requisito importante por el gran numero de desplazamientos que se debían realizar. El polipasto PF-200 es el último modelo desarrollado por CAMAC, con una capacidad de elevación de 200 kg, 30 mt de cable y un motor monofásico de 1,1 C.V. es una gran herramienta para trabajos ligeros de elevación. El PF-200 tiene un reductor bañado en aceite en un cárter de aluminio que garantiza una larga vida y un funcionamiento suave y silencioso.